Mundos Periféricos – génesis de una idea

Pensar que estamos preparados para percibir todo lo que existe es una hipótesis que hace tiempo descarté. No hay que haber estudiado en Llorito para entender que del amplio espectro de vibraciones que existen en el universo, nuestro cuerpo es capaz por el momento de procesar un número considerablemente reducido. Dicha obviedad alimenta mi sospecha de que existen no solo los extraterrestres – palabra sobada hasta tal punto que lleva ya consigo el bochorno de los más cutres programas de sucesos paranormales – sino entidades, o como queramos llamarlas, viviendo en mundos periféricos (aquí y en paralelo).

peripheral-inhabitants-lands1

Imagino que tales suposiciones sonaran disparatadas a un público vuelto forzosamente escéptico por una cuestión de simple adaptación evolutiva (si es que lo de la evolución no es una patraña también). Sin embargo, mucho más disparatada me parece la suposición que el ser humano goza de exclusividad en el reino de los seres conscientes.

Empecé a trabajar la idea de mundos periféricos a raíz de un sueño. Los mundos periféricos no se ubican en la extensión de un plano geométrico sino que comparten un mismo punto espacial y se extienden a lo largo de un espectro ya sea vibracional, de fase, de dimensión o de escala.

Para que nos entendamos, mientras que Marte y la Tierra se sitúan en diferentes puntos en un plano geométrico, el mundo bacteriano y el humano en la Tierra comparten un mismo punto pero existen a diferentes escalas: la vida bacteriana se daría a una escala microscópica respecto a la vida humana. Un nuevo mundo – con sus propias leyes, sus sistemas de comunicación, sus formas de socialización, su política – se abre al saltar a la escala microscópica. Sin embargo, la interrelación de estos mundos está ampliamente documentada y ha dado lugar a hipótesis de lo más interesantes. De la misma forma, hablaríamos de mundos periféricos al hablar del nivel de la actualidad – de lo que se da – y del nivel de la potencia – lo que podría darse y que existe ya de alguna manera en el plano virtual de los futuros posibles. Las interferencias entre ambos mundos de nuevo resultan de lo más interesante y muestran una realidad que puede ser creada de nuevo y creada de forma diferente.

Estos son dos tímidos ejemplos de mundos periféricos pero la idea es que vivimos en un conglomerado de muchos de ellos. Se me antoja pensar que podamos vivir en la intersección entre unos pocos, mientras que otros muchos ni nos rozan. Muchos nos rozarán sin que lo sepamos, otros nos serán claramente evidentes. Esos roces, momentáneas tangencias, me resultan de lo más interesante. Instantes en que algo se filtra desde la periferia. Tampoco me resulta disparatado pensar que ciertas personas sean capaces de percibir la influencia de mundos periféricos con más facilidad que otras. Y por otro lado me perece interesante resaltar el hecho que dicha percepción es todo menos neutra. Cuando alguien canaliza información inevitablemente deja su huella en ella. Información y canal se convierten en un nuevo conglomerado cuyas partes son inextricables.

Puede que por ejemplo el papel del artista no sea otro que el de abrir puertos de comunicación, y son muchos los creativos que han hablado de su tarea en términos semejantes, entendiendo la creatividad como algo que viene de fuera y que en un momento dado es catalizado a través del cuerpo del artista. Entidades periféricas que encuentran un punto de entrada a nuestra realidad mediante un salto de dimensión.

Precisamente esta inextricabilidad entre canal e información hace difícil evaluar la existencia de tales periferias, y de hecho siempre es este el problema: la mediación. La inmediatez la perdió esa pareja de cafres al caer del Paraíso, o eso nos dicen, y desde entonces vivimos en la orgía mediática. El escepticismo amenaza con lanzar dichos mundos periféricos al cajón de la fantasía y yo me pregunto si la certeza de su existencia tiene o no importancia alguna.

En cualquier caso, ¡luciérnagas!

Advertisements
Comments
3 Responses to “Mundos Periféricos – génesis de una idea”
  1. CATANAMASTE says:

    SENSACIONAL!!! …

  2. el primo says:

    me encanta cuando al leer o al asistir a una obra, o al ver una exposición… después, solo tengo más y más ganas de trabajar.

    gracias prima.

    ets una crack. tontamente

  3. adrian says:

    Tendría que pasarme por aquí más a menudo.
    un abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

  • Contact Me

    olga [AT] ungravitational.net
  • Bio

    Olga carries practical and theoretical research in the field of media arts. She works as a co-editor with Furtherfield.org while she pursues a practice-based PhD at Goldsmiths. Her research project looks into assemblages of sunlight, human bodies and machines. She is particularly interested on subtle modes of communication across bodies of radically different nature. She looks at the ways in which electronic circuits, computational systems, endocrine processes and neurological happenings intermingle. The tools she develops are speculations about the undercurrents of body communication.
%d bloggers like this: